La Tercera: Carta de Paulo Carrasco: Informalidad laboral, un foco necesario

Señor director:

 

De acuerdo con cifras del INE, la tasa de informalidad laboral en Chile es del 27,1% y supera el 30% en más de 7 regiones.  Revertir la tendencia al alza en los últimos años será fiel reflejo si estamos avanzando o retrocediendo como país. ¿Por qué? Debido a que este indicador alcanza sus mayores niveles en la gente más pobre, en jóvenes y ancianos, en los chilenos con menor escolaridad y también en mujeres, quienes, a su vez, por razones de maternidad y falta de flexibilidad laboral -ley universal de sala cuna, por ejemplo-, se ven aún más perjudicadas.

A lo anterior se agrega nuestro pobre desempeño económico en los últimos años, que tiene directa relación con la creación de puestos de trabajo formal. Sin ir más lejos, el índice de formalidad laboral se ha mantenido constante desde 2013. Buscar aumentar este índice significaría, en la práctica, mayor seguridad social para colaboradores, un empuje a la disminución de la pobreza, mayor flexibilidad laboral y aumento en la recaudación fiscal, entre otros beneficios.

En Pivotes, como actores de la sociedad civil, tenemos como uno de nuestros focos estar en el debate y búsqueda de soluciones para la disminución de la informalidad y precariedad laboral, impulsando políticas públicas y soluciones privadas que apunten a mejorar esta problemática y que ayuden, finalmente, a una sociedad más próspera.

 

Paulo Carrasco Baeza

Red Pivotes

 

 

 


 

Comparte:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn